SALIDAS Y EVENTOS 2011

TOY RUN

TOY RUN.

17 de Diciembre de 2011.

 

Por segundo año consecutivo, hemos podido celebrar el Toy Run en el Hogar Infantil Santa Rosalía, un centro de menores que ocupa una antigua masía en el municipio de Teià y que hace pocos años se rehabilitó para construir este centro de acogida de menores huérfanos, pobres, abandonados o marginales de la mano de la Fundación Privada Providencia Agrícola San Isidre. Allí nos han recibido las mismas sonrisas que nos acogieron el año anterior y un buen vaso de chocolate caliente: ha sido un gran rencuentro!

 

Gracias a la colaboración de muchos de los socios y amigos del Maresme Chapter, este año también hemos podido recoger gran cantidad de juguetes y regalos para estos niños. El año anterior nos recibieron caras de sorpresa y asombro, pero en éste han sido esas mismas caras (y alguna de nueva) las que reflejaban una gran alegría y felicidad: la verdad es que es muy poco lo que les damos a cambio de lo mucho que recibimos.

 

No hemos sido muchos los que hemos participado, pero hemos sido los suficientes para cubrir la inevitable demanda de vueltas en moto: les encanta abrir los regalos, pero lo que más les gusta es montar en Harley: se lo pasan genial! Aunque hoy éstas no han sido el alma de la fiesta, el premio se lo ha llevado el trike de Estevan, que ha causado furor. Han disfrutado muchísimo y nosotros también. Esperamos, con vuestra colaboración, poder repetirlo el año que viene. Gracias a todos!

 

Felices fiestas!

 

Crónica e Imágenes: Cristina Martínez.

 

Si eres socio del Maresme Chapter, puedes encontrar más fotos de ésta y otras salidas en nuestro foro: http://chaptermaresme.ning.com

 

 

CENA NAVIDAD MARESME CHAPTER

CENA DE NAVIDAD MARESME CHAPTER

10 de Diciembre de 2011

 

Ésta tuvo lugar en el Hotel Evenia Olympic Palace. El que está en Lloret de Mar, sí. Somos así de chulos y nos vamos a celebrarlo a la comarca vecina. Cap problema!

 

Siempre hemos celebrado la cena de Navidad del Chapter en este Hotel y, aunque el año pasado lo hicimos en la capital de nuestra comarca y nos lo pasamos en grande, este año preferimos volver a nuestros orígenes: un hotelazo de cuatro estrellas, con spa, bar, piscina, discoteca, desayuno y un trato inmejorable. Así que no nos lo pensamos dos veces y nos fuimos para allá. Algunos llegamos por la mañana, a tiempo de decorar un poco el salón, comer y por la tarde disfrutar de las posibilidades que nos ofrecía el lugar, acabando la mayoría en el spa; el resto, lo hicieron unas horitas antes de la cena.

 

Todos los comensales nos acabamos reuniendo en el bar de la recepción del hotel, mientras esperábamos que a las diez empezara el Partido y la Cena. El primero, para muchos, aunque no lo pudimos ver, fue un triunfo y, la segunda, todo un éxito. La cena empezó con un pica-pica y el desfile incesante de los camareros que no pararon de sacar platos hasta la saciedad, y pensar que aún nos quedaba un segundo, que la mayoría no nos pudimos ni acabar. La guinda del pastel (nunca mejor dicho), fue la espectacular moto de chocolate que acompañaba los postres y que nadie se esperaba, ni el propio dire. Vamos, que lo que fue la cena, estuvo genial. Pero lo que vino luego, fue aún mejor!

 

Joan, el discjockey que nos amenizó la velada, todavía tenía trabajo con nosotros, así que mientras iban sirviendo el pastel, el café y la copa, los más marchosos no lo pudimos evitar y saltamos a la palestra. Justo a tiempo de recibir a unos espontáneos que se sumaron a la fiesta: algunos miembros del Free Chapter Blanes y unos compañeros franceses. Éstos nos obsequiaron con un regalo, un poco de humor y sumándose a la fiesta, en la que participaron muy activamente. Y de aquí, a la discoteca!

 

Qué escándalo! Qué bien nos lo pasamos! Y aunque a las cuatro de la mañana pretendieron chapar el chiringuito, cerrándonos la barra y abriendo las luces, al segurata le hizo falta algo más que eso para poder sacarnos de allí, hasta nos siguió por los pasillos, para controlar que no la liáramos más de la cuenta. Será que nos conoce?

 

Participamos setenta y una personas, entre niños, mozalbetes y veteranos (sin contar a los espontáneos y al omnipresente Joan, el discjockey), entre las que hubo caras nuevas, la ausencia de otras y el reencuentro de los de siempre, pero creo que no me equivoco al afirmar que toooodos lo pasamos genial. Fue formidable.

 

Felices fiestas a todos!

 

Crónica: Cristina Martínez.

Imágenes: Ferran Descarrega y Cristina Martínez.

 

Si eres socio del Maresme Chapter, puedes encontrar más fotos de ésta y otras salidas en nuestro foro: http://chaptermaresme.ning.com

 

 

MARESME BIKER DAYS

1a CONCENTRACIÓN CHAPTER MARESME

21, 22 y 23 DE OCTUBRE DE 2011

 

El MARESME BIKER DAYS, la PRIMERA CONCENTRACIÓN realizada por el MARESME CHAPTER en sus ya casi cuatro años de existencia, tuvo lugar la pasada semana, los días 21, 22 y 23 de Octubre de 2011. Para la organización fue todo un éxito, lo cual no significa que todo andara sobre ruedas, pero se cumplieron nuestras previsiones y expectativas y, lo más importante, durante los tres días que duró la concentración hubo una gran afluencia de público, ya que fueron muchos los compañeros que participaron en el evento.

 

Éste tuvo lugar en la ciudad de Mataró, capital de la comarca que nos identifica, en un recinto de más de 10.000m2 cedido por el Ayuntamiento, al cual le estamos enormemente agradecidos por toda la colaboración que nos ha brindado. Éste resultó ser un enclave perfecto por su ubicación, próximo a la N II (ruta obligada para los moteros de la zona), desde la que se podía ver la pancarta de bienvenida a la concentración, que atrajo a muchos moteros inclusive algunos que, desconociendo la celebración del evento, decidieron hacer un alto en el camino.

El viernes por la tarde, con el bar y el escenario a medio montar, empezaron a aparecer los primeros visitantes y, alrededor de las 19:00h, con todo a punto, empezaron a servirse las primeras birras y a sonar las primeras notas de Rock & Roll.

 

Como bien sabéis el evento era abierto, así que nos acompañaron personas de toda índole: vecinos de la zona, FreeBikers, moteros de los MC y MG más cercanos, el Blanes FreeChapter y algunos intrépidos viajeros de los Chapter de Asturias, Castellón, Madrid y Zaragoza. Y, por supuesto, también nos acompañaron los socios del Maresme Chapter, algunos de los cuales también participaron activamente en la organización y montaje del evento: gracias por todo, chicos!

 

La primera actuación musical fue a cargo del grupo PRIVATE JOB, que empezaron a tocar alrededor de las 22:00h, mientras el bar, regentado por el restaurante CLASSIC 190 de Blanes, a los que también agradecemos su apoyo y colaboración, servía una cena especial para los socios del Maresme Chapter allí reunidos, así como a los compañeros de los chapter que nos visitaron. El plato fuerte llegó con la actuación del grupo PROHIBIDO PROHIBIR, por los que sentimos un gran cariño, ya que somos unos de sus más fervientes seguidores y ayudamos siempre que podemos en su patrocinio. Nos deleitaron con un gran espectáculo y buena música Rock & Roll, que nos mantuvo moviendo el esqueleto hasta las dos de la madrugada, hora de cierre del evento.

 

El sábado amaneció muy nublado, pero todo lo que auguraba ese cielo encapotado, se disipó a medida que iba avanzando la mañana y, poco a poco, fue llenándose el recinto en el que, durante todo el día, nos fueron visitando Harleys y todo tipo de motocicletas. A primera hora tuvimos sardinada y, poco después, se inició la ruta que agrupó a más de un centenar de motos y que transcurrió sin ningún percance. Ésta fue guiada por nuestros Road Captains que, diligentemente, llevaron al grupo a través de las comarcas del Vallès Oriental y el Maresme, cruzando parte del Parque Natural del Montnegre y el Corredor, con unas vistas y unos paisajes espléndidos, a través de los poco más de 60km y sesenta minutillos de ruta.

 

A medio día, cuando anunciaron que iba a empezar a servirse la paella, o como apuntó un buen amigo de Castellón, el arroz, para lo cual necesitaron dos buenas sartenes, el recinto se encontraba lleno a rebosar y lucía un sol de escándalo; los rincones con sombra eran los más buscados, pero la mayoría tuvo que conformarse con comer a pie de barra. Por la tarde, mientras los diferentes grupos de música amenizaban el ambiente y el bar seguía sirviendo birras, el recinto era un hormiguero de motos entrando y saliendo y gente disfrutando del espectáculo. Ruote Sixty Six fue el grupo que tocó y nos mantuvo despiertos y bailando delante del escenario, (por cierto, estuvieron geniales), pero ni el ron cremat puedo servirse ni nuestro grupo estrella, Prohibido Prohibir, puedo tocar; problemas técnicos. Así que la noche del sábado el recinto cerró sus puertas un poco antes de lo previsto y un tanto decepcionados, ya que el hecho de que empezara a llover tampoco ayudó a animar el ambiente.

 

El domingo por la mañana el cielo amaneció como el día anterior, pero nuestros peores temores empezaron a disiparse al poco rato de abrirse el recinto; lástima que la buena racha no durara lo suficiente. A las once de la mañana estaba prevista una MARATÓN DE COUNTRY, por lo que rápidamente el recinto empezó a llenarse y los participantes en la maratón fueron tomando posiciones. Ésta reunió a más de doscientos vaqueros que durante más de dos horas exhibieron su presteza, guiados por la amplia experiencia de Anna Oliver. Gracias a todos por vuestra participación, fue un gran espectáculo poder veros a todos allí reunidos y gozar de vuestra destreza en el country!

 

Durante toda la mañana el recinto bulló de ajetreo, incluso tuvimos algunos coches americanos, cortesía de nuestro compañero Toni, y a las 12:00h, un poco antes de lo previsto, a instancias de la policía local, se inició la ruta por la ciudad de Mataró, encabezada por Joan Mora, el alcalde de la ciudad, y en la que participaron más de 150 motos. Recorrimos la ciudad guiados por la policía local sin ningún tipo de obstáculo, finalizando la ruta por el paseo marítimo hasta la vuelta al recinto. En éste, la fiesta continuaba; música, country, birras, buen ambiente y sardinada gratis pero, el tiempo quiso que se clausurara la concentración antes de tiempo y, poco antes del mediodía, empezó a caer tal cantidad de agua que el recinto se vació en un momento, quedando únicamente los que teníamos que desmontar el “chiringuito”.

 

Agradecemos a todos los que han participado en la concentración su apoyo, así como a los stands que nos acompañaron durante todo el fin de semana, los grupos musicales que nos animaron durante horas (Nature Thing, Ultimatum Rock y muchos más); el bar que nos atendió y nos mantuvo comidos, bebidos y servidos, y todos los voluntarios que nos ayudaron en el montaje del evento ya que, sin la ayuda de todos ellos, el 1º Maresme Biker Days, no habría sido posible. Gracias a todos, por todo, nos lo hemos pasado en grande!

 

Crónica: Cristina Martínez.

Imágenes: Ferran Descarrega, Josep Esquivel y Cristina Martínez.

 

*Si queréis ver el vídeo realizado por Francesc Manrubia, uno de nuestros socios, lo podéis hacer en el siguiente enlace:

http://www.youtube.com/watch?v=RCtsqVvS8mw&feature=fvsr

 

Podéis encontrar muchas más en nuestro foro

http://chaptermaresme.ning.com/

o en el facebook

http://es-es.facebook.com/event.php?eid=235081786529186.

 

 

Publicación HOG Magazine

SALIDA AL PARQUE NATURAL DE MONTNEGRE Y EL CORREDOR 

9 de Octubre de 2011.

 

Las salidas oficiales que organizamos en el Maresme Chapter normalmente nos llevan algo más lejos pero, esta vez, liados como estamos con nuestra primera concentración, el Maresme Biker Days que se hará a finales de octubre, no nos permitió ir más allá. Lo más importante es que teníamos muchas ganas de ver a los compañeros, ya que muchos de nosotros no pudimos participar en la última salida oficial que los llevó hasta el Monzón y ocupó todo un fin de semana. La finalidad de esta salida, de poco más de 50km, era disfrutar de una buena ruta y de la compañía de los amigos y compañeros y, en este sentido, acertamos.

 

Como estamos acostumbrados a subir a nuestras Harleys y empezar a hacer kilómetros, no nos acordamos que aquí al lado tenemos un Parque Natural impresionante, el Parque Natural del Montnegre y el Corredor, situado en la cordillera litoral, entre nuestra comarca, el Maresme, y el Vallès Oriental, dotado de una carretera espléndida, llena de curvas, que lo rodea y que te permite disfrutar de un paisaje único. La situación geográfica, el relieve y las variaciones climáticas entre las vertientes interiores y las que miran al mar condicionan y dan diversidad a la vegetación que cubre estas sierras y la proximidad del mar, que proporciona un grado suplementario de humedad ambiental, especialmente en verano, también favorece el desarrollo de una vegetación exuberante. Nosotros pudimos disfrutar de este espectáculo natural, despertando con nuestro rugido, de más de una docena de Harleys, a la fauna que lo puebla.

 

Esta ruta, después de pasar por la población de Vallgorguina, nos llevó a Arenys de Munt, al Restaurante l’Encanteri, donde nos esperaban para almorzar a la veintena de participantes que hicimos esta salida. Disfrutamos de una buena comida y de tiempo suficiente para charlar con los compañeros. No teníamos prisa, hacía un día espléndido y lo aprovechamos. Vino un nuevo compañero, que nos robó el corazón a todos, el Rambo. Un quadrúpedo muy simpático y cariñoso que fue el centro de atención y el alma de la fiesta.

 

Después del almuerzo, el café y la copa, poco antes de la una, empezamos a recoger para irnos, algunos hacia casa y, otros, hacia el Oktoberfest de Mataró, éstos no se pierden ni una. Fue una salida breve, pero con una ruta espléndida y una compañía genial. Que más podemos pedir!

 

Crónica: Cristina Martínez.

Imágenes: Josep Esquivel y Cristina Martínez.


SALIDA A EL MONZÓN

23, 24 y 25 de Septiembre de 2011.

 

Eran las cuatro de la tarde del Viernes 23 de Septiembre cuando salíamos de Mataró con nuestras motos para encontrarnos con el resto de los compañeros que nos esperaban en la zona del Port Olímpic de Barcelona para hacer el viaje un total de dieciséis motos hacia Monzón. Se hicieron las paradas de rigor para repostar combustible y estirar las piernas. Fue un viaje tranquilo, al buen ritmo que permitía la Nacional II y una parte del camino que hicimos por autopista. Antes de las nueve de la noche llegamos a nuestro destino, satisfechos del viaje, pero con ganas de dejar la moto en el parking, la maleta en la habitación del Hotel Vianeto, donde nos hospedamos, y prepararnos para la cena que cada grupo pudo elegir entre la diferente oferta de la localidad.

 

Hacia las doce de la noche esperábamos el concierto al aire libre de un grupo musical que no pudo actuar por la lluvia, y la fiesta continuó en las Peñas de diferentes zonas donde obsequiaban a todos los presentes con barra libre de cerveza, además de los locales que ofrecían música disco compensando así a los asistentes, hasta que, poco a poco, ya entrada la madrugada, esos duros moteros fueron desfilando a descansar porque al día siguiente les esperaba una bonita ruta hacia Bielsa y valía la pena disfrutarla.

 

El Sábado por la mañana, tras el almuerzo y contando con tres motos más recién llegadas, estábamos preparados para la ruta hacia el Parque Nacional de Ordesa, que nos tenía preparada José Antonio Navarro, un buen amigo de algunos compañeros del chapter, que nos ayudó en la organización de la salida. Iniciamos la ruta hacia Bielsa como suele decir “El hombre del tiempo” entre nubes y claros y poco después hacíamos la primera parada porque esas caprichosas nubes empezaron a descargar una ligera lluvia que nos obligó a vestirnos el traje adecuado y poder seguir nuestra ruta. Por fortuna fue muy suave y algunos kilómetros más adelante ya estaba despejado, facilitando la conducción de nuestras Harleys y disfrutando a tope de un paisaje de ensueño.

 

Llegamos sobre las doce a Bielsa, la idea era llegar al Valle de Pineta y aunque dos motos se aventuraron a llegar, el resto decidimos quedarnos porque la lluvia caída sobre el asfalto aconsejaba prudencia, y así pudimos caminar por sus empedradas calles y visitar la exposición de fotografías y filmaciones de momentos históricos de nuestra Guerra Civil vividos en la zona.

Hacia las dos nos dirigimos al Restaurante La Terrazeta, donde pudimos apreciar la cocina del lugar con un menú previamente pactado.

 

Ya por la tarde nos dirigimos hacia Ainsa, una localidad de ensueño a 589 metros de altitud entre los ríos Cinca y Ara en la comarca de Sobrarbe situada entre el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. Allí nos esperaba Miguel quien nos enseñó la arquitectura e historia de esta hermosa ciudad. Terminamos la visita satisfechos conociendo un poco mejor la riqueza de nuestro País.

 

Llegamos a Monzón con tiempo para un breve descanso, después teníamos cena informal en el propio Hotel, había partido, FC Barcelona-Atlético de Madrid, los moteros que también somos humanos pudimos disfrutar de un encuentro entre dos equipos de la Liga Española.

Tras el partido, como siempre los más marchosos, se fueron a disfrutar de la marcha que ofrecía la localidad de Monzón, que celebraba sus fiestas locales, y que era mucha, mucha fiesta. Los otros, pijama y a dormir, cada uno a lo suyo. Yo a eso le llamo “libertad motera”.

 

El domingo una vez recogidos los equipajes y tras el desayuno, se formaron dos grupos, uno de ellos emprendieron viaje hacia Barcelona, el resto fueron a visitar el castillo de Monzón de origen árabe, siglo X, que pasa a manos cristianas en 1809 y a la orden del Temple en 1143 quienes se encargan de completarlo con la construcción de murallas, torres, caballerizas etc. Tras la visita emprendieron viaje de regreso.

 

Desde aquí, en este escrito y por parte de todos los componentes del Maresme Chapter, nuestro agradecimiento a José Antonio Navarro por la atención y dedicación desinteresada, en la planificación de esta completa salida de fin de semana.

 

Que el espíritu Harley nos guíe a todos, amistad y buena ruta.

 

Crónica e Imágenes: Josep Esquivel

 

SALIDA A COLLIORE. 

3 de Julio de 2011.

 

Son 170km los que separan Mataró de la Ville de Collioure, este pueblecito costero de la región del Languedoc-Rosselló, en la Cataluña Norte. Éstos los hicimos por una ruta que fue espectacular, recorriendo las comarcas de la Selva, el Baix y el Alt Empordà, en muchos puntos de la cual, si estirábamos un poco el brazo casi parecía que podíamos tocar el mar, mientras íbamos bailando por la sinuosa carretera que atraviesa Portbou y que te permite pasar la frontera. Fuimos 37 los valientes que nos apuntamos a esta salida, con 21 Harleys y un Polo y, para algunos, supuso hacer casi 500km y, para otros, llegar a casa bien mojados y a las diez pasadas de la noche. Tuvimos de todo!

 

Mientras esperábamos para salir, charlando con los compañeros, se notaba en el ambiente que todos estábamos muy entusiasmados con esta salida y con muchas ganas de hacer kilómetros (tela los que llegamos a hacer!). Además, tuvimos suerte y el tiempo nos acompañó toda la mañana, ya que no tuvimos que sufrir el típico bochorno de principios de verano. Y, ahora sí, empieza la ruta. A las 8:30h de la mañana empezaron a rugir las Harleys en las afueras de Mataró y lo continuaron haciendo a lo largo de la costa, por la N-II, donde a la altura de Tordera, hicimos una parada para recoger a los compañeros de la zona Norte del Maresme. Y ya no abandonamos la nacional, ya que la entrada a Francia la hicimos atravesando los pueblecitos de Llançà y Portbou, donde disfrutamos de unas vistas increíbles hasta la llegada a Colliore. Esta fue un poco decepcionante ya que a la entrada del pueblo nos hicieron dar media vuelta para entrar “por la puerta de atrás” donde tuvimos que aparcar las motos en la riera. Ya os podéis imaginar el espectáculo teniendo que esquivar pedruscos por un camino de arena.. Pero llegamos, aparcamos y nos fuimos a dar una vuelta. A todo esto ya eran las 12:00h.

 

Nos esperaban para comer en Maçanet de Cabrenys, a 60km de distancia y una horita buena de camino, así que la visita turística por Colliure nos dio para hacer una cervecita en las terrazas del puerto y poca cosa más. Pero que bien que nos sentó aquella cervecita! Así que a la una, íbamos de camino a las motos para volver a la carretera. Esta vez atravesamos la frontera por La Jonquera, donde paramos a repostar. Para ir al Restaurante La Quadra hicimos una ruta de montaña magnífica, que acabó de redondear el día. Una vez llegamos, exhaustos, nos entablamos rápidamente y nos dimos un festín.. ensalada, embutido, caracoles, calamares, segundos, postres, cafés y copa. Disfrutamos mucho de la comida, pero sobre todo de la compañía, entre los cuales habían algunas caras nuevas.

 

Allá las cinco, ya tuvimos que empezar a recoger y tomar carretera abajo, ya que quedaban muchos kilómetros por delante. Algunos todavía nos quedamos un rato más, para tirar la comida y la copa abajo. Pero nosotros, con dos Harleys y un Polo, no tuvimos tanta suerte como el resto y pillamos viento, lluvia, retenciones y un accidente. Vaya final de ruta, suerte que el resto del día fue genial!

 

Crónica: Cristina Martínez.

Imágenes: Josep Esquivel y Cristina Martínez.

 

SALIDA DE FIN DE SEMANA A CASTELLÓ

3, 4 y 5 de Junio de 2011.

  

En el MARESME CHAPTER comenzamos el mes de Junio con una salida de tres días que, para la gran mayoría de quienes participamos, nos supuso disponer de tres más para recuperarnos. Imaginaos cómo iría la cosa!!


Esta salida nos llevó hasta tierras valencianas (de las que guardamos un buen recuerdo), a participar en la celebración del 11º Aniversario del CASTELLÓ CHAPTER. El año pasado estuvimos por el 10º. Os acordáis de la paella? Pues este año todavía la hicieron más gorda (y nosotros, todavía más). Aprovechando la coyuntura, también nos dejamos caer por Benicàssim, donde el HOG España y Portugal organizaron una REUNIÓN NACIONAL LADYES OF HARLEY. Estuvimos de suerte, y no tuvimos que ir a buscar las Ladyes. Fue todavía mejor. Ellas nos vinieron a encontrar a nosotros. Fuimos una cincuentena de valientes que nos enredamos en esta salida y, después de todo ésto, unos 700km de ruta en Harley (éramos una treintena); una paella y un buen aguacero, unas cuantas jarras de agua de valencia (evidentemente, la que lleva alcohol) y un poco de pescaito frito, os puedo asegurar que la salida no tuvo desperdicio!



La salida oficial fue el viernes por la tarde. La ida fue rápida, pero intensa. Y aunque todos sufrimos las consecuencias de la conducción por autopista (a excepción de los compañeros que ya nos esperaban en el Hotel), disfrutamos mucho de la ruta que, con una única parada para poner gasolina, corrió más de 300km sin ningún incidente y a las nueve, ya estábamos a punto para ir a cenar. Nos encaminamos a la playa de Benicàssim, a un restaurante que un compañero del Castelló Chapter nos recomendó. Pescaito frito. Y agua de valencia. Todavía no habíamos acabado de cenar y ya llevábamos una fiesta.. Y entonces apareció la Sue Nagel con una buena pandilla de Ladyes, con las que nuestras Ladyes se pasaron unas cuantas horas de fiesta en el garito del lado. Nos lo pasamos genial! El trabajo fue recogerlas a todas y llevarlas hasta el Hotel.



El día siguiente se levantó como la mayoría de nosotros, sin contar los compañeros que acababan de llegar; un poco nublado. Pero aún así pudimos llegar al Aniversario del Castelló Chapter, que estaba a petar de gente, con muy buen tiempo. Éste no duró mucho y el aguacero que nos cayó encima nos mantuvo a todos encerrados en el local toda la jornada, a excepción de los osados maestros paelleros, que se la pasaron removiendo debajo de la tromba de agua. Eso sí, les quedó estupenda, pero nos la tuvimos que comer como pudimos haciendo equilibrios con el plato. Y, aún así, nos lo pasamos muy bien. Algunos, el café y la siesta, los hicimos en el Hotel y, otros, se quedaron allí para bailar un poco de country o aprovecharon para ir a hacer una rutilla en moto.


Por la noche volvimos a salir con las motos para ir El Grau, donde estuvimos muy bien en la terracita de un Restaurante al pie del paseo. Un poco más de pescaito frito. Después nos fuimos de fiesta a el Casablanca guiados por Javi King del Castelló Chapter, un garito muy exclusivo de Benicàssim, donde se montaba una fiesta por la Reunión de Ladyes. La fiesta estuvo muy bien y el cólico que tuvo Alicia y que la tuvo a ella, a el Pere (el dire) y a los compañeros del Castelló Chapter toda la noche de urgencias al hospital, también. Imaginaos qué show! La fiesta se nos acabó de golpe. Por suerte al día siguiente ya se encontró bastante bien y pudieron volver con nosotros. Aquella noche se nos truncó a todos, pero aún así guardamos un buen recuerdo.


El día siguiente hicimos dos grupos; quienes tenían prisa por volver y lo hicieron por la autopista para ir a comer a casa, y quienes nos lo tomamos con la calma y volvimos xino-xano por la nacional. Estos últimos, a quienes me añado, tuvimos una buena vuelta y una paradita para comer en Roda de Berà, delante del Arco, donde acabamos con las pocas fuerzas que nos quedaban y donde ya nos fuimos despidiendo de los compañeros. Hasta la próxima, que esperamos que sea pronto!

 

Crónica: Cristina Martínez.

Imágenes: Josep Esquivel y Cristina Martínez.

 

JORNADA CON EL CASTELLÓ CHAPTER

16 de Abril de 2011.

 

 

Es bien sabido por todos que existe una gran amistad entre el Castelló y el Maresme Chapter, especialmente desde que el último año éstos celebraron su 10º Aniversario y nos invitaron a participar. Desde entonces, siempre que hemos estado en tierras valencianas hemos aprovechado la ocasión para encontrarnos. Pero esta vez fueron ellos quienes se decidieron a hacernos una visita; fueron once los compañeros del CASTELLÓ CHAPTER los que se animaron en esta salida, que fue el pasado mes de Abril, aprovechando todo un fin de semana para conocer la zona del Maresme. Y nosotros, tuvimos el placer de acompañarlos y montarles la agenda del sábado, la cual dio mucho sí.

 

La recepción se hizo el sábado por la mañana en El Portal de Barcelona donde, unos algunos de nuestros Road Captains y nuestro Director, fueron los encargados de recoger al grupo visitante para acompañarlos hasta el Hotel donde se alojaban, en Santa Susanna. Allí esperaron al resto de los participantes del MARESME CHAPTER, que salimos a las 13:00h del concesionario, para continuar la ruta hasta el restaurante La Masía de Tordera, donde nos esperaban miembros del GIRONA CHAPTER, PERPIGNAN CHAPTER y FREE CHAPTER BLANES, así como un buen festín acompañado de un gran espectáculo.

 

El ágape reunió a unos noventa moteros, así como a un grupo de Rock & Roll, un buen puñado de bailaores que amenizaron la comida con su taconeao, un cantautor de flamenco que animó el espectáculo con su recital y su guitarra y un showman un poco picante que nos hizo reir a todos muchísimo. Así que, como podéis comprobar, fue una comida muy especial que nos tuvo a todos muy entretenidos.

 

Después hubo baile, que nos ayudó para coger impulso para volver a montar en nuestras motos y continuar con el programa de la salida. El siguiente destino era el concesionario Harley Davidson en Mataró, donde nos esperaba un poco de pica-pica después de haber hecho una buena ruta en moto por la costa. Allí pudimos charlar todos juntos y retomar fuerzas, ya que lo mejor todavía estaba por venir.

 

Una vez el concesionario cerró sus puertas, nosotros continuamos nuestro periplo que ahora nos llevaba hasta Blanes, al Classic 190, donde nos esperaba una buena cena a la fresca y un concierto privado, a cargo del grupo PROHIBIDO PROHIBIR, que nos hizo mover el esqueleto hasta altas horas de la noche. Nuestros compañeros del Castelló Chapter, después de un día emocionante pero muy agotador, no se retiraron muy tarde al Hotel pero el resto, que al día siguiente podíamos descansar hasta bien tarde, nos quedamos para clausurar la fiesta en su honor.

 

Al día siguiente, los once compañeros del Castelló Chapter iniciaron la ruta de vuelta hacia Castelló, esperamos que contentos por la estancia y con ganas de volver a repetir.

 

Crónica: Cristina Martínez.

Imágenes: Josep Esquivel y Cristina Martínez.


Publicación HOG Magazine

 

FIESTA EN LA LLAR INFANTIL SANTA ROSALIA DE TEIÀ

10 de Abril de 2011.

 

El domingo 9 de Abril fue un día muy especial para el Maresme Chapter, ya que se celebró una fiesta que, desde el pasado 19 de Diciembre de 2010 todos estábamos esperando. Este día tuvo lugar el Toy Run y el acontecimiento se hizo en la Llar Infantil Santa Rosalía de Teià, un centro de acogida de menores huérfanos, pobres, abandonados o marginales. Aquel día, grandes y pequeños, pasamos una jornada extraordinaria; ellos, maravillados y fascinados, no sólo por la cantidad de obsequios y regalos que les trajimos, sino por la cantidad de Harleys aparcadas en la puerta de su casa con las que también pudieron ir a dar una vuelta; y nosotros, muy emocionados, por haberlo hecho posible. Aquel día les prometimos que volveríamos, y después de unos meses y con la llegada del buen tiempo, así lo hemos hecho.


Desde entonces hemos estado trabajando para poder hacer esta fiesta, en especial, Alicia, en estrecho contacto con los monitores del centro, para organizar la comida, la bebida, la música, los participantes, el escenario y las mesas, y Lola, junto con Vimo, este último miembro de los Apóstoles, que también nos acompañaron para participar en el acontecimiento. Gracias a ellos dos todos los niños del centro tuvieron un chaleco de cuero con un parche de “Biker Kids” en la espalda, que les quedaron geniales, y que los niños agradecieron muchísimo, ya que en nuestra visita de diciembre nos habían comentado que les encantaban nuestros chalecos del Maresme Chapter y, desde entonces, este par se puso manos a la obra.


La fiesta, a pesar de que algunos puedan opinar lo contrario, fue todo un éxito, pero la gran afluencia de participantes, algunos de última hora, donde agrupamos a más de 120 personas entre socios, amigos, bailadoras de country, canalla y monitores, hizo que nos tuviéramos que apretar un poco. Pero lo pasamos genial y creemos que conseguimos nuestro propósito, organizar para los niños una fiesta motera; que disfrutaran y se sintieran a gusto, contentos de pasar un día de fiesta con nosotros ya que, en definitiva, todo esto era para ellos.


El toque de inicio fue a las diez pasadas, hora a la que llegamos al centro haciendo el suficiente ruido para que los niños salieran a recibirnos ataviados con sombreros cowboy que, junto con los chalecos que les entregamos al poco de aparcar y de situarnos, les daban un aire al más puro estilo country. También les hicimos entrega de un recuerdo de nuestra anterior visita, un montaje de fotos enmarcado que fuimos firmando todos y que quedó bastante chulo. Después de la entrega de regalos, y mientras unos llevaban a los niños a dar unas vueltas en moto y los otros nos hacían una exhibición de country, empezaron a quemar las brasas y el olor a butifarra se esparció por todo el recinto. Suerte tuvimos de los tenaces gourmets que, pinzas en mano, iban girando los 13kg de butifarras y el cordero y medio que se encomendó para la ocasión y que, previamente, les habían preparado afectuosamente nuestras chefs. Comida no faltó, aparte de la carne y del pica-pica que hicimos, hubo gente que trajo de casa bandejas de ensalada, escalibada, judías, y unos pasteles buenísimos. De bebida nos quedamos un poco cortos, fue un día muy caluroso que nos hizo beber más de la cuenta, pero rápidamente se fue a comprar más bebida para rellenar los vasos de los más sedientos.


Este día lo volveremos a recordar como un día entrañable, un día en el cual ganamos mucho, muchísimo, a cambio de muy poca cosa; de hacer lo que nos gusta, juntarnos, bailar, reír, pasarlo bien e ir en moto.

 

Crónica: Cristina Martínez.

Imágenes: Josep Esquivel y Cristina Martínez.

 

SALIDA AL PANTANO SE SAU

3 de Abril de 2011.

La salida al Pantano de Sau, el pasado domingo 3 de Abril, nos sirvió para estrenar la primavera y, de qué manera, ya que hizo un día espléndido y los casi cincuenta participantes lo pasamos genial; disfrutamos mucho de la ruta, de la compañía, del paisaje, de la visita al pantano (lleno a rebosar) y también de la comida.

 

El primer tramo de la ruta nos llevó por la C-17, atravesando el Vallès Oriental y la comarca de Osona donde, a la altura de Tona, después de una horita de travesía, hicimos la primera parada para tomar un pequeño refrigerio. Después de media horita para desayunar continuamos hasta Vic donde nos desviamos para tomar el Eix Transversal, dejando a un lado la plana para adentrarnos en el Espacio Natural de las Guilleries – Savassona, el cual nos sorprendió por la belleza de su paisaje, que nos hizo disfrutar de los últimos kilómetros de la ruta hasta el Pantano de Sau, al pie de la cordillera de Tavertet. Allí aparcamos las motos y nos encaminamos por la presa para poder observar mejor el paisaje que nos rodeaba. También aprovechamos para estirar las piernas, hablar con unos y con otros y posar para las fotos. Después volvimos a subir a nuestras Harleys para acabar de recorrer el camino hasta el restaurante La Riba, a un par de kilómetros del pantano, donde nos esperaban para comer.

 

Llegamos temprano así que antes de entablarnos, tuvimos un buen rato que, unos, aprovecharon para ir a dar una vuelta por los caminos de las cercanías y, otros, para hacer el aperitivo en el jardín del restaurante. Al final, todos acabamos haciendo la segunda opción, ya que, algunos estirados en el césped y otros sentados a la sombra de unos pinos inmensos, llegamos a la conclusión que ésta era la mejor decisión que podíamos haber tomado.

 

Y, a las dos, entramos todos al comedor. El restaurante resultó ser muy acogedor, con un buen servicio y una comida todavía mejor. Y, mientras corría la bebida, pudimos escoger entre varias opciones (a cuál más buena); favetes salteadas, canelones, ensalada de frutos secos, pollastre de pagés, bistec de ternera criado en la casa..., todo esto coronado con unos postres increíbles!

 

Reímos muchísimo y lo pasamos genial, incluso montamos una pequeña fiestecilla en la terraza del restaurante, donde teníamos aparcadas todas las motos, con un poco de música y baile. Ya sabéis que, allí donde vamos, la líamos! Pero la verdad que no nos dio tiempos a animarnos demasiado ya que, antes de que la comida nos llegara a los pies, volvimos a subir a nuestras motos y a coger el camino de vuelta. Amenazaba lluvia así que, no teníamos tiempo que perder, no queríamos que el tiempo nos arruinara lo que había sido una buena salida. Una salida, que nos revolucionó todos los sentidos.

 

El primero, la vista. El último tramo de la ruta, recorriendo el Espacio Natural de las Guilleries, nos sorprendió con todos los colores de la naturaleza, atravesando un paisaje lleno de bosques y peñascos de roca desnuda, que fue todo un espectáculo para nuestros ojos. Después, el olfato. Por todas partes por donde pasamos podíamos sentir la esencia de la primavera, el particular aroma del revivir de los bosques, del resurgir de sus flores. También, el tacto. Qué mejor que rodeados de este paisaje poder sentir el tacto de tu Harley, haciéndola bailar al ritmo de la carretera, ondulante y sinuosa, que nos hizo disfrutar intensamente de la ruta. Y, acompañando este sentido, el oído, que nos permitió percibir los sonidos de nuestras motos, una treintena de Harleys resonando a la vez, despertando el paisaje dormido en cada kilómetro que hicimos. Y, por último, el gusto, ya que pudimos deleitar nuestro paladar con un festival de viandas que acabaron de alegrar al resto de sentidos.

 

Crónica: Cristina Martínez.

Imágenes: Josep Esquivel y Cristina Martínez.

 

ENCUENTRO DE CHAPTERS DE CATALUNYA

13 de Marzo de 2011.

La organización del acontecimiento fue a cargo del Costa Dorada Chapter que, por segunda vez consecutiva, reunió a los chapters de las cuatro provincias de Catalunya, y cercanías, puesto que también hubo la participación del Castelló Chapter. Esa vez, juntaron a cinco chapters, pero para nosotros, esta fue la primera vez. Y seguro que nos traerá a todos muchos recuerdos.

 

Nuestros Road Captain montaron una ruta muy acertada, teniendo en cuenta los kilómetros a recorrer y el poco tiempo que teníamos, ya que la hora de encuentro estaba prevista por las doce de la mañana en la Feria de Reus, donde se celebraba el Epocauto, organizado por ésta y el Grupo Motos Clásicas de Reus: una exposición con más de 700m2 dedicada a los coches y motos de época.

 

Llegamos sin problemas. Hasta allí, todo va fue sobre ruedas. Nos lució un sol espléndido, recorriendo más de 150km, una buena parte de ellos cerca de la costa, donde disfrutamos no sólo del paisaje, sino de la carretera, serpenteante y sinuosa. Previamente, la comitiva inicial, que salimos a las nueve de Mataró, recogimos el resto de participantes en la autovía de Castelldefels, donde también nos encontramos los miembros del Barcelona Chapter que asistían al acontecimiento. Así que ya os podéis imaginar el escándalo que formamos en el área de servicio, ya que nosotros ya éramos 51 personas con más de una treintena de Harleys.

 

Una vez atravesamos el Parque Natural del Garraf, continuamos la ruta por la nacional llegando puntuales al lugar de encuentro, donde nos esperaba un espectáculo trepidante de motos, moteros y coches clásicos en la explanada de acceso al recinto ferial. La visita a la exposición fue, para la mayoría, rápida y, para el resto, algo más provechosa, pero en general, todos pudimos dar un vistazo a los automóviles y motocicletas allí expuestos y a las paraditas, llenas de todo tipo de artículos que rodean el extenso mundo del automóvil y las dos ruedas.

 

Antes del multitudinario arranque de motores, nos recogimos todos en la zona de acceso, donde acabamos de charlar con nuestros compañeros e hicimos las tradicionales fotos de grupo y, una vez desistimos de poner en marcha la moto de Alfons y Anna (que se había quedado sin batería), el desfile de Harleys, más de un centenar, dio gas y ahora sí, nos encaminamos hacia el Restaurante La Masía Bou, en Valls, donde nos esperaban para hacer una macro calçotada.

 

La ruta hasta allí, fue corta pero intensa, y mientras los road captain del chapter organizador iban cortando rotondas y cruces, nosotros íbamos haciendo vía, disfrutando de las emociones del momento ya que, miraras donde miraras, la procesión de motos no se acababa nunca.

 

Con pulsera o sin, el acceso al comedor del restaurante fue de locos, pero una vez conseguimos estar todos entablados (más de 260 personas), corrió la bebida y los calçots, el ambiente se apaciguó y cada chapter se montó su fiestecilla particular. La comida se alargó toda la tarde hasta que, cerca de las seis de la tarde, el director del Costa Dorada Chapter cogió un micro que había por allí, y agradeció la participación de la Sue Nagel y de todas las personas allí presentes, enardeciendo la participación de los chapters asistentes, a los cuales se les obsequió con un recordatorio del acontecimiento, que pasará a formar parte de la vitrina de recuerdos de nuestro chapter. Y así, entre aplausos y gritos de los espectadores, prácticamente se dio por finalizado el Encuentro de Chapters de Catalunya los cuales, poco a poco pero sin pausa, fueron recogiendo todos los trastos y, para casa, que se hace tarde y quiere llover!

 

Crónica: Cristina Martínez.

Imágenes: Josep Esquivel, Francesc Manrubia y Cristina Martínez.

 

SALIDA A SANT SADURNÍ D’ANOIA Y XATONADA EN VILANOVA I LA GELTRÚ. 20 de Febrero de 2011.

Aunque con poca participación, esta salida acabó siendo un éxito, cosa que no hubiéramos dicho nunca a primera hora de la mañana.

 

El día se levantó muy nublado y desmintiendo las predicciones que, después de una noche de chubascos y tormentas, auguraban un día soleado. A las nueve de la mañana, hora prevista para la salida desde Mataró, ya os bien aseguro que ésto no fue así. El cielo estaba muy negro y tapado, y mientras íbamos recibiendo llamadas de la gente retirándose de la salida, allí estábamos nosotros; un puñado de motos y un par de coches (gente precavida) que, de forma muy optimista, queríamos sacar la salida adelante, cayera el agua que cayera. Y cayó mucha pero, por suerte, sólo en la zona del Maresme puesto que, una vez hubimos atravesado este chubasco, la cosa fue mucho mejor. Tanto, que el sol nos acompañó el resto del camino. Lástima no haberlo sabido antes, ya que un par fuimos a guardar las motos para hacer la salida en coche...

 

Una vez hubimos recogido el resto de participantes en las Torres Mapfre de Barcelona, diecisiete en total, enfilamos por la A2 para tomar la nacional dirección Vilafranca del Penedès, camino de Sant Sadurní d'Anoia, primera parada de esta ruta. Pasamos por Cervelló, Vallirana y Subirats, atravesando los campos de viñedos, endémicos de la zona, que nos hicieron disfrutar de un paisaje espléndido. Allí nos esperaba Josep, uno de los miembros de la familia Blancher, para brindarnos una visita, en petit comité, por la bodega y las cavas de la masía donde elaboran un cava espléndido desde 1955. La visita fue muy instructiva; nos mostraron todo el proceso de elaboración y nos explicaron las diferencias entre un semi seco, un brut o un nature, con más o menos azúcar, y el tiempo de curación de las diferentes variedades, que puede llegar hasta treinta y seis meses en el cava más selecto de la casa. Y, embriagados por el aroma y por el espectáculo de botellas que se nos ofrecía, fuimos descendiendo por los diferentes sótanos de esta magnífica bodega que, todos podrán disfrutar, gracias al trabajo de Francesc, uno de nuestros socios, que se pasó la visita con la cámara de vídeo en la mano. En el transcurso de ésta también nos desvelaron algunos misterios, como el mito de la cucharilla que, en definitiva, no sirve para nada, y dos cosas que sí que nos quedaron muy claras. La primera, que el cava, cuando lo compras, es para beberlo, ya que desde que ponen el tapón de corcho y sale de la bodega tiene los días contados. Y segundo, que una vez lo has abierto, para dejar un culito en la botella y guardarlo en la nevera, más vale que te lo acabes, eso sí, con copa tipo tulipán mucho mejor!

 

Después de esta visita tan amena, nos invitaron a hacer un tastet de un brut de la casa con un poco de pica-pica, que nos entró de fábula y, posteriormente, pasamos a hacer unas cuántas fotos con los miembros de la familia Blancher con las Harleys y la Cava de fondo. Una vez nos despedimos de Josep y su hija, que fueron muy amables y simpáticos, nos encaminamos hacia Vilanova i la Geltrú, pasando por las poblaciones de Olèrdola y Canyelles. Allí nos esperaban, en el Hotel Cèsar para comer: un lugar encantador, aunque lo encontramos en plena reforma, situado cerca de la playa, donde nos acomodaron en uno de los salones del Restaurante La Fitorra que forma parte de las instalaciones de este hotel colonial y centenario lleno de historia. Allí pudimos disfrutar de una espléndida comida, con xatonada de primero, completamente solos y a nuestro aire. El café y el cigarro lo hicimos en los jardines exteriores, donde lucía un sol magnífico, y donde pudimos acabar de hacer la sobremesa y elogiar a Miquel Bonet, uno de nuestros socios, por la colaboración en el montaje de esta estupenda salida.

 

El retorno, a las cuatro pasadas, lo hicimos prácticamente todos juntos, disfrutando de las sinuosas curvas de la costa del Garraf y bordeando Barcelona por la Ronda Litoral hasta la zona del Maresme.

 

Crónica: Cristina Martínez.

Imágenes: Josep Esquivel y Cristina Martínez.

 

FIESTA DE RENOVACIÓN DE LA AFILIACIÓN AL MARESME CHAPTER.

19 de Febrero de 2011.

 

Esta es la primera fiesta de renovación de la afiliación en el Maresme Chapter que se ha hecho en el transcurso de estos tres añitos de vida de nuestro chapter y, la verdad, fue todo un éxito. El próximo año repetiremos!

 

Esto de la renovación siempre ha sido un problema, básicamente, porque nunca encuentras el momento de hacerlo, así que pensamos que sería una buena idea montar una fiesta y dedicar todo un día a la afiliación y, ya puestos, aprovechar para realizar una asamblea general que, al menos, una vez al año se tendría que hacer para dar a conocer a los socios el estado de cuentas; recordar todas las salidas, fiestas y acontecimientos que se han hecho (gracias principalmente a nuestro Director de Actividades, Rafa Soriano), y comentar las nuevas ideas y salidas para el próximo año. Este año nos sorprendieron con la presentación de la concentración que el Maresme Chapter está preparando para finales de Octubre y que tendrá lugar en la ciudad de Mataró. Aunque la estrella del día fue la sartén que nos brindaron el maestro paellero Pere Aznar y su pinche, Ferran Pimas, y algunos colaboradores más, y que, para ser la primera vez que la hacían tan grande, no les salió nada mal. Y también tuvimos el placer de contar con la participación de algunos de los miembros del Chapter Castelló, que hicieron una escapadita para pasar el día con nosotros.

 

Oficialmente, la fiesta no empezaba hasta las 12:00h, pero a las diez y media, que el Josep Mª Tenas, (el secretario), el Javi Reina (su ayudante) y Eva (el ayudante del ayudante) todavía no habían acabado de preparar la mesa, las hojas de inscripción, y poner a punto los carnés y las listas de socios, que ya empezaban a recibir las primeras afiliaciones de la mañana. Lo cierto es que trabajaron muy duro todo el día, ya que fueron muchos los socios que aprovecharon la ocasión para renovar. Muchas gracias a todos, ya que sin vosotros el Maresme Chapter no sería posible!

 

También fue un día de reencuentros, ya que fueron muchos los amigos y socios que se acercaron al chapter a lo largo del día y que hacía tiempo que no veíamos. Así que nos pasamos el día entre amigos y familia, con muy buen rollo y mucha charla; con bebida (servida por Jaime, el barman), buena música (gracias a la colaboración de nuestro discjokey Alfonso Velasco), un poco de country (siguiendo los pasos de Lola) y, sobre todo, rodeados de Harleys, muchas Harleys. Y la paella. Muy buena la paella!

 

Los preparativos por la comida empezaron muy temprano. Pasadas las doce ya estaban desplegando los utensilios e ingredientes necesarios: unos cuántos quilos de arroz, unos cuántos más de carne y unos cuántos litros de caldo. Y una buena cuchara para remover, que es el que estuvieron haciendo una horita larga. Y a las dos y media apagaron el fuego y empezaron a emplatar. La gente se tuvo que buscar mucho la vida para encontrar un buen lugar donde dejar el plato (incluso las sillitas de los niños se miraban con buenos ojos), pero quien más quien menos todo el mundo se espabiló bastante bien y, una vez estuvieron todos acomodados, la peña pudo disfrutar de una buena comida. Después, llegó la hora crítica. No había baile, los de Castellón se marcharon y, con los estómagos llenos y un poco cansados de la fiesta de todo el día, muchos amigos también lo hicieron (aunque llegaron otros) y, hasta las cinco y media, poco antes de empezar la asamblea, la cosa no se volvió a animar. Fuimos por faena y rápidamente se pasó a la orden del día; comentamos las próximas salidas, algunos detalles bancarios y, muy favorablemente, la asamblea concluyó. Y así, la fiesta. Y poco antes de que el concesionario cerrara definitivamente sus puertas, los pocos que quedábamos nos fuimos para casa. Había sido un día muy emocionante y agotador.

 

Crónica: Cristina Martínez.

Imágenes: Josep Esquivel, Francesc Manrubia y Cristina Martínez.

CALÇOTADA EN CASTELLBISBAL.

23 de Enero de 2011.

ESTA FUE UNA SALIDA MUY ESPECIAL, y por muchos motivos. El más importante de todos, es que era la primera salida del año, y ésta, siempre se coge con mucho más cariño.

 

También hizo mucho frío, pero mucho, mucho, demasiado! Y sólo por eso, los cuarenta y seis participantes en la salida que, con alguna excepción en la que me tengo que incluir, la hicieron montados en más de una treintena de Harleys, se merecen esta mención. También fue un día de reencuentros, ya que pudimos disfrutar de la compañía de muchos amigos y compañeros que hacía tiempos que no veíamos y a quienes encontrábamos a faltar mucho. En referencia a la ruta que hicimos, esta fue guapísima. Fuimos por carreteras secundarias atravesando el Vallès, disfrutando de paisajes guapísimos y haciendo unas cuantas curvas. La ruta se la curró el Sergio, uno de nuestros Road Captain, que conocía la zona y por eso le quedó tan bien. Pero algunos del grupo nos perdimos y a otros les tocó esperar. Hay que añadir que hacía tiempo que no nos pasaba pero, a pesar de que nuestros Road Captain cada vez se lo curran más y montan grupos y organizan la comitiva de motos; siempre surgen imprevistos, y este día, no fue una excepción. Otro de los motivos por el que fue una salida tan especial, fue el restaurante y su inmejorable situación. El Restaurante La Torre del Conill se localiza arriba de un cerro con unas vistas excelentes, en una antigua masía catalana del siglo XVIII, rodeada de un patio inmenso, donde hicimos la primera parada de la comida, y unos cuantos pitillos, y llena de salas por dentro, en un ambiente muy cálido, agradable y acogedor.

 

Y la comida, la calçotada que nos comimos sí que fue especial, por no hablar del bailoteo y la fiesta posteriores a la comida. Pero ésto vendrá después.

 

A pesar de que la hora de salida no era hasta las diez de la mañana, a las nueve la cafetería de la antigua Meroil ya se empezó a llenar de gente del CHAPTER MARESME que, con un café bien caliente, se empezaban a preparar para la ruta en moto. A la hora prevista iniciamos la salida; hacía un día radiante pero los termómetros indicaban, únicamente, dos grados. Primero tomamos la autovía hasta Granollers donde ya nos desviamos por carreteras secundarias, hicimos una parada para desayunar y continuamos pasando por las poblaciones de Lliçà de Munt, Caldes de Montbui, Sentmenat y bordeando Terrassa, hasta llegar, finalmente, a La Torre del Conill, antes de pisar Catellbisbal y reencontrarnos con los compañeros que se habían despistado durante la ruta.

 

A las doce y media ya estábamos a punto, de pie, junto a las brasas donde nos hicieron unos cuántos kilos de calçots que los iban sirviendo en tejas, muy tostados y bien calentitos. A la fresca, pero calentados por un sol radiante, todos con los baberos bien puestos, fuimos atiborrándonos de calçots, sucados en el romesco y aliñados con una buena copita de vino. Quedamos todos bien hartos y nos reímos muchísimo. El segundo plato (carne, patatas y pimientos a la brasa con judías), ya nos lo sirvieron adentro la masía, donde sentados y algo más cómodos, pudimos acabar de comer y charlar un rato. Para acabar de redondear la comida, uno de los chicos del restaurante cambió los paños de cocina por un acordeón cromático y nos hizo una sesión de música que no pudimos rechazar y, los más valientes saltaron a la pista de baile. Poco después tuvimos que afrontar la retirada, teníamos que salir antes de que se empezara a hacer oscuro y con el baile, la comida ya la teníamos en los pies así que, nos despedimos de los compañeros hasta la próxima y volvimos para casa, bien satisfechos.

 

Crónica: Cristina Martínez.

Imágenes: Josep Esquivel y Cristina Martínez.

 

Maresme Chapter

Registro Núm. 7813

 

maresmehogchapter@gmail.com