SALIDAS Y EVENTOS 2010

Abril : Fort Dakota (11/04/10)

El pasado 11 de Abril el MARESME CHAPTER realizó su primera salida organizada por la nueva directiva. El destino: FORT DAKOTA, en Bigues i Riells.

 

La ruta empezó por la N-II, dirección Girona, respirando un poco de brisa marina antes de adentrarse en el Parque Natural del Montseny. Previamente, la ruta les llevó por pueblecitos como Vallgorguina y Santa Maria de Palau Tordera (y Sant Esteve) antes de llegar al pueblo de Montseny, donde pudieron tomar un buen desayuno acompañado de unas magníficas vistas, reponer fuerzas y continuar el viaje. Poco después se reprendió la ruta dirección Seva, atravesando el Parque por el coll Fòrmic, disfrutando de un poco de curvas y, sobretodo, del paisaje. Poco antes de llegar a Tona, se cogió la C-17, dirección Barcelona, pasando por Centelles, Aiguafreda, La Garriga.. y desviándose dirección la Ametlla del Vallès por una carretera que los llevó directamente a su destino: El Fort Dakota.

 

Una vez estuvieron todas las motos bien aparcadas delante del restaurante la gente se centró en pasarlo bien y disfrutar de un día magnífico con los colegas. Hasta hubo baile, el Ferranet (como llamamos cariñosamente al Asistant Director) se atrevió con las mujeres del grupo con un poco de country y, una vez se acabó la fiesta, la gente empezó a prepararse para la vuelta y, poco a poco y con buena letra, todos volvieron para casa.

Mayo : Tapis

16 de Mayo de 2010.

 

El domingo temprano, a las 8:30h, más de cuarenta socios del CHAPTER MARESME y unas veintidos motos, nos encontramos en la gasolinera de la torre de cristal, en la entrada de Mataró, para iniciar la ruta que nos tenía que llevar muy cerca de Francia, a Tàpis, a un restaurante entrañable. Hacía un día espléndido, así que la cosa pintaba bien. Una vez nos informaron de la ruta y estuvimos todos organizados nos pusimos en marcha a las 9:00h.

 

Lástima que tocó ir un buen trozo por la autopista (cortaron la nacional por una carrera) y se pudo disfrutar de las curvitas de la costa, pero en Calella ya cogieron la N-II para ir hasta l’Hostal del Rolls, cerca de Sils. Paradita para desayunar. Fue bastante rápido, pero aún así, hubo algunos que pudieron disfrutar en la terracita del restaurante de un buen almuerzo, con tiempo suficiente para visitar el Museo del Automóvil de la Colección de Automóviles Salvador Claret. Es increíble como alguien puede llegar a coleccionar tanta cantidad de vehículos; coches, motos, de todas las épocas, medidas, colores, estilos y tamaños. Incluso tenían una avioneta con mucha solera.

 

Quedaba mucho camino por hacer, así que la ruta se reinició rápidamente. Tomaron de nuevo la N-II dirección Girona y, aunque el grupo se segregó un poco, todos disfrutaron mucho del trayecto, al menos hasta que llegó al desvío de Maçanet de Cabrenys, donde se reunirían con unos compañeros de la Catalunya Norte, que se sumaba al grupo par la comida. La moto de unos compañeros, el Josep y la Pepi, se paró en una gasolinera cercana y no hubo manera de que volviera a ponerse en marcha. Después de un buen rato de espera, hubo que marchar al restaurante donde les esperaban, mientras otros compañeros se quedaron hasta que llegó la grúa.

 

Unos veinte kilómetros de curvitas por la montaña les llevó hasta el restaurante Can Mach. Es un lugar muy atractivo, a un tiro de piedra del Pirineu Francés, por las vistas increíbles que te acompañan mientras no paras de comer caracoles con una salsita buenísima. También había ensalada del huerto con una lechuga increïble; embutido y un pan muy crujiente y apetitoso, pollo y conejo al ajillo que se deshacían en la boca, y patatitas fritas de las buenas. Todo estava muy rico. Incluso, hubo un sorteo, donde casi todo el mundo recibió un regalo, desde películas porno, pasando por gorritos de lana, monederos y cuentos para niños. Hubo para todas las edades. Fue muy divertido.

 

Fue una salida genial. Todo el mundo se lo pasó en grande, hasta los compañeros de la Catalunya Norte, que seguro que repiten. La ruta estuvo muy bien, todos disfrutaron de los más de trescientos kilómetros de ruta y, por suerte, el buen tiempo acompañó durante todo el día. Pasaron una jornada formidable!

 

Crónica: Cristina Martínez.

Imágenes: Josep Esquivel, Annaïs García y Cristina Martínez.

JUNIO: CASTELLON DE LA PLANA

4, 5 y 6 de Junio de 2010.

 

El viernes a las 21:30h de la noche, aproximadamente, estaban sesenta y siete personas, entre socios, amigos, compañeros, familiares y simpatizantes del MARESME CHAPTER, haciendo cola en la recepción del Hotel Bag de Castellón para coger una habitación. Y os preguntaréis.. estos qué hacían tan lejos? Pues bien, por explicarlo así rápido; allí hay un chapter, el CASTELLÓ CHAPTER, y celebraban su 10º Aniversario y como que hay buen rollo entre los chapters, pues allí que nos fuimos! Cualquier excusa es buena para salir en moto y pasarlo bien. Y esta fue buena, muy, muy buena.

 

Los sesenta y siete se encontraron allí, pero fueron por lugares diferentes. Algunos salieron el viernes por la mañana y fueron tirando durante todo el día, disfrutando de la ruta y del buen tiempo; otros salieron hacia el mediodía y hicieron camino por la N-II; unos llegaron los últimos; hay quienes no llegaron hasta el día siguiente a mediodía (a punto para comer); y los más, quedamos en el Portal de Barcelona a las 17:00h y hicimos ruta por la autopista. 280km dan para mucho pero, por suerte, sin contar que nos encontramos un accidente y la consecuente cola, el viaje fue bastante bien.

 

Pues bien, estábamos en la recepción del hotel. Aquí les tenían que recoger del Castelló Chapter para invitarless a cenar una fabada en la Casa de Asturias. Pero, hubo complicaciones y acabaron cenando todos por las terracitas del puerto, donde esperaron que los vinieran a buscar el director y unos compañeros del Castelló Chapter, para ir a la Casa de Asturias, a seguir la fiesta! Otros la siguieron tomando chupitos por el puerto, en la habitación del hotel.. para gustos, colores!.

 

Una vez allí, pudieron comprobar que ‘los de castellón’ no se lo montan nada mal. Allí quedaba el remanente de una cena multitudinaria y al fondo a la derecha, barra libre! Se fueron moviendo entre la barra y la terracita, y con unos cuantos amigos, música en directo, buen ambiente y muy buen rollo, pasaron un rato genial!

 

Al día siguiente temprano, el director los volvió a ir a buscar al hotel para acompañarlos hasta las instalaciones del chapter. Éstos tienen un local muy guapo junto al concesionario y con motivo del evento cortaron la calle. Habían montado una buena fiesta y aquello se empezó a llenar de Harleys! Poco después se inició una ruta que los llevó al nuevo aeropuerto de Castellón donde, unos cuantos kilómetros después, un par de autovías y un caminillo de tierra, les esperaban dos bocadillos gigantes de tortilla de patatas y salchichas (buenísimos), con bebida bien fresca. Un catering genial (y gratis), al lado de un aparcamiento atiborrado de motos y todo lleno de gente que pudo entrar a conocer las instalaciones del aeropuerto (aún sin estrenar) y disfrutar del encuentro!

 

La ruta finalizó dónde la habían empezado, en el chapter, pero la cosa había cambiado. Debajo de unos toldos improvisados había montadas unas diez mesas larguísimas, donde al menos cabían cerca de doscientas personas. Y, al lado, dos paellas bien grandes haciendo chup-chup con sus respectivos maestros paelleros que iban removiendo y azuzando el fuego. Bebida por doquier y pica-pica. Y entrega de obsequios. Nuestro director, Pere Aznar, le hizo entrega al director del Castelló Chapter de un escudo de madera grabado con el logotipo del H.O.G y de los dos chapters. Muy guapo. Todo un detalle en señal de agradecimiento por haber podido celebrar con ellos este acontecimiento (al que incluso compareció la Sue Nagel). Y allí que empezaron los flashes. Poco después llegó, LA PAELLA! Qué buena que estaba! Increíble, buenísima!

 

Por la noshe siguió la fiesta. En el puerto, a las 20:00h, empezaba un concierto, así que cogimos las motos y a seguir la juerga con ‘los de castellón’! Bebida, música y muchas ganas de pasarlo bien. Una vez acabó el concierto y después de cenar, había una copa gratis en el Casino de Castellón, y allí que se fueron a acabar la fiesta.

 

Fueron una salida y un fin de semana geniales. Lo pasamos en grande. Feliz 10º Aniversario!

 

Crónica: Cristina Martínez.

Imágenes: Josep Esquivel y Cristina Martínez.

JULIO : COMIDA DE HERMANDAD

Para inaugurar el verano en el MARESME CHAPTER quisieron organizar una salida diferente de las que montan normalmente y esta comida de hermandad en Arbúcies os aseguro que lo fue mucho, muy diferente. Se levantó el día nublado, incluso pensaron por un momento que la salida se tendría que anular, pero poco a poco las nubes se fueron marchando y dieron paso a un sol radiante (les fue por los pelos).

 

Pues bien, en este panorama se presentaron cuarenta y cuatro personas a las puertas del concesionario a las nueve de la mañana con muchas ganas de disfrutar de un día genial y pasarlo bien con toda la pandilla. Y lo fueron, una buena pandilla, con participantes de todas las edades que iban desde los tres, cuatro años, hasta los... veinte y largos! Incluso Martí de la concesión, el dealer, se apuntó con toda la familia. Y una vez estuvieron todos, a las 9:30h, bien puntuales, iniciaron la ruta que les llevaría a Arbúcies. Primero fueron hasta Breda por la carretera de Llinars del Vallès, pasando primero por Dosrius, y después por la carretera de Riells y Viabrea, hasta llegar a La Fonda del Montseny; el restaurante donde iban a desayunar y que, por suerte, contaba con un buen aparcamiento donde dejar las motos y los coches que les acompañaban. Algo más tarde, con los estómagos llenos, volvían a subirse a sus Harleys para retomar la ruta que les llevaría a su destino: el Camping Pol de Arbúcies. Un merendero muy chulo, en medio del bosque y junto a un río, donde grandes y pequeños pasaron un día genial.

 

Aparcaron las motos allí mismo, entre los pinos, se pusieron todos algo más cómodos, y una vez hubieron localizado el bar y charlaron un rato, se empezaron a organizar: los niños al río, unos cuantos a poner las sandías y los melones en fresco y el resto a hacer la comida. Sí, sí, a hacer la comida: carne a la brasa! Allí te lo daban todo: la leña, la parrilla, las pinzas y la carne, sólo debías preocuparte de que funcionara. Y algunos tuvieron serios problemas para que esto sucediera. Mientras unos ponían la mesa y acababan de colocar las ensaladas, la bebida y el embutido, otros, los más intrépidos, intentaban hacer la carne, pero esto sí, reirse se rieron muchísimo. Primero, la cola, con la carne en una mano y la patata en la otra (tenían que calentar las patatas 'al caliu') y después la lucha con la brasa: abanicando y soplando a la vez que con un ojo vigilaban la carne y con el otro al de al lado para que no se despistara con las pinzas y cogiera alguna pieza de carne que no le tocara. Fue muy entretenido, divertido y agotador. Por suerte obtuvieron buenos resultados. Un poco de sobremesa y después al bar a hacer el café, donde les esperaban unas pastitas deliciosas, cortesía del concesionario, y el ya conocido sorteo de regalos, regalitos y cositas varias con que les deleita el grupo de actividades del chapter: desde un collar de plata, pasando por unas velas aromatizantes, unas pinturas o unos libros de pasatiempos, y acabando por un juego de plastelina para los más valientes. Había para todos los gustos. Y una vez todo el mundo tuvo su regalo, empezaron a recoger para volver a casa.

 

Fue una salida diferente y muy entretenida. Todo el mundo se lo pasó genial, en familia y amigos. Así que podemos decir que los del MARESME CHAPTER estrenaron bien el verano.

 

Crónica: Cristina Martínez.

Imágenes: Josep Esquivel y Cristina Martínez.

1 DE AGOSTO, SALIDA A EL MONASTERIO DE SANT PERE DE RODES.

SALIDA A EL MONASTERIO DE SANT PERE DE RODES.

1 de Agosto de 2010.

 

Eran las 8:30h de la mañana cuando se reunieron 34 socios y amigos del CHAPTER en las puertas del concesionario con 24 Harleys a punto, esperándolos para hacer una buena salida aquel día. Y lo fue! Ya que hizo un día espatarrante y tuvieron 132km por delante para disfrutarlo (los de la vuelta no cuentan). Hicieron casi todo el recorrido por la NII hasta llegar a su destino: el Monasterio de Sant Pere de Rodes en El Port de la Selva. Pero antes de eso, todavía queda un poco más de historia.

 

Hacia las 9:45h, acabada de iniciar la ruta, después de rodar tranquilamente por la C-35, siguiéndola entre las sombras de los árboles majestuosos que te acompañan a lo largo de su recorrido, llegaron al Hostal del Rolls. Parada y refrigerio de rigor en la terracita, donde se fue animando la salida. A las 10:30h tuvieron que volver a coger las motos para ir haciendo camino, ya que todavía les quedaba mucho por delante. Esta vez siguiendo la NII que, hasta llegar a el Alt Empordà, también les ofreció una buena ruta.

 

El problema llegó cuando, a las 11:45h, tuvieron que aparcar las motos a un kilómetro del monasterio (facilitan muuucho el aparcamiento esta gente) y, encima, de subida. Pero los moteros somos muy duros y, de negro la mayoría, y con todos los accesorios que la vestimenta comporta, tomaron el camino estoicamente. Cuando divisaron la montaña despoblada donde descansa el monasterio, pudieron comprovar que allí los esperaban cuatro compañeros más: la Balbi y el Rafa y el Fidel y la Gloria. Al llegar, hicieron una visita guiada por el Monasterio donde les dieron tota clase de explicaciones sobre la arquitectura del lugar y en relación a la vida y costumbres dentro y fuera del monasterio, que ahora no os relataré. Al finalizar ésta, se dirigieron al bar que hay montado allí, donde tomaron otro refrigerio, antes de volver a hacer el kilómetro que les separaba de sus Harleys. Almenos esta vez era de bajada!

 

Algunos compañeros les abandonaron, pero el resto llegó a las dos al Restaurante Nautic Port de la Selva, después de hacer una bajada espectacular por una carretera llena de curvas bien cerradas pero que no te dejaban perder de vista el pueblo y el puerto. El restaurante de destino era todo un lujo por su enclave, en un entorno tan privilegiado. El menú fue buenísimo y la compañía y la fiesta, aún mejores. En resumen, lo tuvieron todo, una salida completa con todos los ingredientes: buena ruta, visita cultural, comida, entorno encantador, y en especial, los compañeros. No pedimos nada más, no?

 

Crónica: Cristina Martínez.

Imágenes: Josep Esquivel.

 

26-09-2010 SALIDA OFICIAL A CADAQUÉS

SALIDA OFICIAL A CADAQUÉS.

26 de Septiembre de 2010.

 

El día se levantó amenazando lluvia y había muchos kilómetros por delante pero, aún así, cuarenta y tres socios, amigos y simpatizantes del Maresme Chapter se congregaron a las puertas del concesionario en Mataró, dispuestos a disfrutar de la salida que los llevaría, de nuevo, al Cap de Creus, en el Alt Empordà, esta vez algo más lejos, en Cadaqués. Y allí estábamos, a las ocho y media de la mañana, con un ojo puesto en el cielo, para ver qué, y con el otro, bueno, con el otro también. Y mientras esperábamos el toque de salida, íbamos charlando con los allí presentes: había muchas caras nuevas, otros no tan nuevas pero que últimamente las habíamos visto muy poco y, claro está, las caras de siempre, las de los que intentamos no perdernos ni una.

 

El programa de la salida era visitar la Casa Museo Dalí, una pequeña casa de pescadores en Portlligat, donde éste vivió y trabajó hasta la muerte de Gala, en el 1982. Pero, a pesar de que salimos a las nueve de la mañana, muy puntuales, e hicimos camino por la autopista, el cual transcurrió sin problemas, eso sí, sin contar la fuerte tramuntana que soplaba del norte en cuanto nos adentramos en la comarca del Empordà, llegamos un poco tarde, nos pasaron delante y perdimos la hora de visita al museo. Sólo pudieron acceder diez personas pero, sin ningún problema, el resto nos quedamos esperando en el chiringuito que había al lado, al pie de una calita sensacional. Allí hicimos buenos amigos; los chicos del bar estuvieron encantados con la visita de los moteros, nos pusieron música, idónea para la ocasión, se hicieron unas fotos con nosotros y nuestras Harleys, que las teníamos bien aparcadas a pie de playa, y así pasamos un buen rato, tomando el sol y algo más. Tiempo tuvimos de ponernos al día con los amigos, algunos de los cuales no habíamos visto en todo el verano y, una vez nos volvimos a reunir todos, montamos en nuestras Harleys, haciendo un poco de ruido, y retomamos el camino dirección a Roses. Esta vez pudimos disfrutar algo más de la carretera de curvas que une ambas poblaciones, con unas vistas impresionantes de la bahía de Roses al pie de la cordillera.

 

Sobre las dos llegamos al Restaurante Bitakora en el Puerto Náutico de Roses, donde nos esperaban cuatro compañeros que no se habían fiado de las nubes de primera hora de la mañana y decidieron salir algo más tarde. Nos esperaban ellos y una mesa muy extensa, con todo puesto y a punto para sentarse, con vistas al puerto, donde nos fuimos distribuyendo (los folloneros, en el fondo sur, y los más recatados a la izquierda) para comenzar lo que tenía que ser una espléndida comida. Para empezar, delicias del mar: mejillones, anchoas, pescadito frito, calamares, gambas.. siguiendo por un buen corte de bacalao o carne, a gusto del consumidor, y acabando por unos deliciosos postres. Qué banquete! Comimos ostentosamente bien y disfrutamos mucho, mucho, de la compañía. Qué cachondeo! Copita de cava para brindar y, para acabar la fiesta, esta vez no hubo regalos pero sí entrega de titolas, ui perdón, vitolas. Se nombraron tres nuevos Road Captains, Javi, Ferran y Jaime que, si bien ya ejercían como tal, llevando al grupo muy bien por cierto,les faltaba el parche para hacerlo oficial. Después de esta pequeña ceremonia, recogimos y bajamos a hacer los cafés y, después, la sesión de fotos de grupo, en las que quedamos todos muy guapos (cada vez nos ponemos mejor).

 

Faltaría poco para las cinco, cuando nos despedimos de los compañeros y volvimos a montar en nuestras Harleys para la vuelta a casa, quedaba mucho camino por delante. Algunos tomaron la autopista pero, la gran mayoría, decidimos bajar por la N-II, disfrutando del paisaje y del buen tiempo que hacía por allí arriba, una vez pasada la tramuntana claro, porque por aquí abajo, nos cayó la del pulpo!! Una buena remojada para acabar el día, genial!!

 

Crónica: Cristina Martínez.

Fotos:   Cristina Martinez


DEL 1 AL 3 DE OCTUBRE FIN DE SEMANA A PEÑISCOLA Y MORELLA

 

SALIDA OFICIAL A PEÑÍSCOLA Y MORELLA

1, 2 y 3 de Octubre de 2010

 

El viernes 1 de Octubre, entre las 15:30h y las 15:59h, los compañeros de la zona de Mataró esperaban ansiosos en las puertas del concesionario el toque de salida para iniciar esta magnífica ruta que les llevaría hasta Peñíscola y Morella. A las 16:00h en punto salieron y se dirigieron a la AP-7 hasta el área de El Portal de Barcelona, donde se reunieron con el resto del grupo que participaba en la salida. Veintisiete motos y cincuenta personas salieron a las cinco en punto, tal y como estaba previsto y a la hora acordada. Y aquí empieza la historia de un inolvidable fin de semana.

 

La ruta fue combinando la carretera y la autopista, para animar a unos y no adormecer a otros, realizando la primera parada en la gasolinera de l’Hospitalet de l’Infant, donde hicieron el oportuno repostaje para las motos y la estirada de piernas para todos. Durante la ruta, hubo un pequeño grupo que se separó pero, a buena hora y en buen estado, todos se encontraron en el lugar de destino: el Hotel Papa Luna de Peñíscola. Una vez aparcaron las motos en el parking del hotel y la recepción atendió sus reservas, pudieron cambiarse de ropa y descansar, muy brevemente, antes de dirigirse al comedor del hotel donde, cena incluida, disfrutaron de un copioso buffet libre. Después de la cena el propio hotel tenía pista de baile y un conjunto musical para animar a los clientes. Esta fue la primera parada de una larga noche: la primera copa, la primera salida a pista y, después, unos a dormir y el resto a hacer un poco de ronda nocturna por las cercanías.

 

El sábado 2, unos con mejor cara que otros, se levantaron temprano, y después de un buen desayuno, se dispusieron a partir para pasar el día en la carretera. Se unieron al grupo cinco componentes del Chapter Castellón que recibieron una muy buena acogida por nuestra parte en agradecimiento a su presencia y agradable compañía y, una vez todos juntos y preparados, salieron hacia el embalse de Santolea situado en las inmediaciones de Castellote.

 

Tras un paisaje de ensueño, se recorrió el resto del camino entre curvas y cañadas y, durante un tramo de la travesía, pudieron apreciar por encima de ellos las aves de rapiña volando, dejándose llevar por el viento. Faltaban ojos para estar al tanto de la carretera, el paisaje y las aves, disfrutando profusamente de la naturaleza que les rodeaba. Ya en el embalse, la deseada parada, pudieron apreciar el bajo nivel de agua retenida, mientras hacían las fotos de rigor y el intercambio de opiniones sobre la maravillosa madre naturaleza.

 

De vuelta se dirigieron a Morella, una magnífica y encantadora ciudad amurallada situada en un peñón a 1072 metros de altura con calles estrechas y edificios de piedra. Una maravilla a conservar! Llegaron a la gran arcada por donde se atraviesa la muralla, donde les esperaban efectivos de la Policía para acompañarlos a lo alto del pueblo, pasando todos en comitiva por la calle principal totalmente cerrada al tránsito y repleta de restaurantes y tiendas típicas de la zona. Con un poco de prisas, se despidieron de sus guías y se dirigieron al Restaurante El Mesón del Pastor, donde pudieron disfrutar de un espléndido menú degustación de cine. Eso sí, previamente concertado, por si las moscas! Tras la comida, pudieron pasear durante una hora por las calles de estilo medieval y comprar algún que otro souvenir.

 

A las seis de la tarde partieron de nuevo hacia Peñíscola, donde cada uno se retiró a sus aposentos, para cumplir con un merecido descanso. Alrededor de las nueve, todos se encontraban cenando en el comedor del hotel, ansiosos por reanudar la fiesta de la noche anterior: copita en la pista de baile del hotel y vuelta al karaoke, otra vez las canciones tratando de imitar los cantantes más famosos, los bailes de country y el cachondeo. Un poco más tarde, el paseo, la copita y a dormir a las tantas.. otra vez!

 

El domingo día 3, algo más cansados que el día anterior, se levantaron temprano para preparar la maleta, adecentar las motocicletas, desayunar y prepararse para la vuelta a casa. Algunos salieron un poco antes y el resto del grupo, un poco después que los primeros, iniciaron el camino de regreso, parando a comer en el Camping Roda de Barà.

 

En definitiva, una magnífica escapada o, como afirma mi compañero Josep Esquivel: una bonita salida del Maresme Chapter, perfectamente llevada por nuestro Activities Officer Rafa Soriano.

 

Crónica: Cristina Martínez (con la indispensable colaboración de Josep Esquivel).

Imágenes: Josep Esquivel.

 

 

SALIDA OFICIAL AL PRIORAT.

24 de Octubre de 2010.

SALIDA OFICIAL AL PRIORAT.

24 de Octubre de 2010.

 

Cojonuda! Y perdón por la expresión, pero es el mejor adjetivo para definir la salida que hicimos el domingo pasado. Lo tuvimos todo a favor, y eso que nos amenazaba lluvia y teníamos 450km por delante. Pero tuvimos suerte y todo nos fue rodado.

A las 7:30h, cuando todavía no habían puesto las calles en Mataró, estábamos en las puertas del concesionario, bien enfundados y bien tapados, dudando en si ponernos los trajes de agua o las gafas de sol. Salímos un poco más tarde de la hora convenida, por “problemas técnicos”, pero pasadas las ocho ya estábamos travesando la espesa niebla que envolvía Granollers, camino del area El Portal de Barcelona, donde nos esperaba el resto de compañeros que participaban en la salida. Allí nos replegamos 46 personas con 30 motos y con el cielo un poco más claro iniciamos la ruta que tenía como destino Ulldemolins, un pueblecito en el Parque Natural de la Serra del Montsant, donde pararíamos a comer, en el Restaurante La Graella.

Una vez iniciada la ruta, rápidamente abandonamos la AP7, a excepción de un par de nosotros, para coger la A2 dirección Lleida donde salimos a la altura de Igualada para tomar la comarcal C-241 que recorre la comarca de Conca de Barberà. Eran ya las 10:00h cuando pasábamos por Santa Coloma de Queralt. Allí el paisaje ya era magnífico, pero lo fue todavía más el decorado de otoño con que nos deleitamos poco después.

Hicimos una parada a las doce y cuarto cerca del pueblo de Montsant, el tiempo de quitarnos el frío, almorzar, charlar un rato y llenar los depósitos más pequeños. Cuando volvimos a salir, la temperatura había subido considerablemente, el cielo estaba despejado y lucía un sol espatarrante. Íbamos bien.

El último tramo de la ruta fue una carretera ondulante que atravesaba un paraje otoñal increíble donde, simplemente, te dejabas llevar por el espectáculo. Yo, personalmente, no conocía la zona, y me pareció, fabuloso.

Y, cruzando pueblecitos en medio de este magnífico paisaje, rompiendo su calma con el rugir de casi treinta Harleys, fuimos a parar a Vilanova de Prades, donde hicimos una breve visita rural por la villa, haciéndonos fotos por todos los rincones chulos que encontrábamos. Un escándalo! A todo esto, todavía no era la una del mediodía, y nosotros ya llebábamos una buena pateada y más de 170km a las espaldas, y los que nos quedaban.

Una vez cruzamos el cartel que anuncia la entrada al Parque Natural de la Serra del Montsant, entramos en el pueblo de Ulldemolins, donde aparcamos las motos delante del restaurante, que fue muy acogedor y familiar. Todabía tubimos un rato libre antes de sentarnos a comer, que algunos aprovecharon para ir a conocer el pueblo. La comida fue muy buena. El embutido, la escudella, en especial la escudella, y el cordero al horno, ya fue demasiado. Postres, copa de cava, frutos secos y café. Nos lo pasamos en grande, disfrutamos muchísimo.

Lástima que la sobremesa no duró mucho, porque antes de las cuatro ya volvíamos a estar a punto para la vuelta, esta vez todos juntos, primero por la comarcal, donde todavía pudimos disfrutar de un buen paisaje y, después, dirección Reus donde finalmente ya cogimos la autopista para casa, a la que llegamos un poco tarde, bien agusto y contentos y, por suerte, bien secos.

 

Crónica: Cristina Martínez.

Imágenes: Josep Esquivel y Cristina Martínez.

 

 

SALIDA OFICIAL A MONTSERRAT.

28 de Noviembre de 2010.

 

SALIDA OFICIAL A MONTSERRAT.

28 de Noviembre de 2010.

A pesar de que el gran acontecimiento del día eran las elecciones al Parlamento (suerte tuvimos que cambiaron el “clásico” de día), la nuestra fue una salida completamente apolítica, ya que cuando nos montamos en nuestras Harleys únicamente pensamos en el camino que tenemos por delante. Y, por lo que hace ir a votar, ya iríamos a la vuelta que, primero, teníamos que ir a la Abadía de Montserrat. Y con este panorama dominical, nos presentamos a las 9:00h de la mañana a las puertas del concesionario los socios de la zona del Maresme, mientras que los de la zona de Barcelona lo hicieron algo más tarde a los pies de las Torres Mapfre, de donde salimos 22 motos dirección a Montserrat, a las diez y cuarto.

 

A aquellas horas, a pesar de que hacía un día espléndido y lucía un sol de escándalo, las temperaturas todavía se mantenían bastante bajas, pero nada en comparación con las que nos esperaban en el macizo de Montserrat. Incluso tuvimos que modificar la ruta prevista en el último momento, por miedo a encontrarnos las carreteras heladas, tal y como habían previsto los hombres del tiempo a primera hora de la mañana. La alternativa fue tomar la Ronda Litoral dirección Llobregat hasta coger la A2 dirección Tarragona – Lleida, con la montaña de Montserrat como telón de fondo, y no la abandonamos hasta haber pasado la población de Collbató. Para hacer la subida hasta el Monasterio, nos adentramos en el Parque Natural de la Montaña de Montserrat por la cara sur, disfrutando de la sinuosa carretera y del singular paisaje que lo rodea. Accedimos al interior de las impresionantes instalaciones que conforman la Abadía de Montserrat, donde pudimos aparcar nuestras Harleys por gentileza del propio Abad. A todo ésto, ya eran las once y media.

 

Antes que nada nos dirigimos a la cafetería, donde pudimos hacer un rápido bocado y tomar un café muy caliente. Qué frío que metía!! Allí nos encontramos con dos compañeros más que habían preferido abandonar la moto y acercarse en coche para subir con el teleférico. A partir de este momento, teníamos tiempo libre hasta las dos menos cuarto, hora a la que nos esperaban en el Restaurante de Montserrat para ir a comer.

 

Las actividades a realizar eran muy diversas. Algunos se decidieron por visitar el Monasterio para saludar a la Moreneta, otros prefirieron inspeccionar el museo o tomar el teleférico para disfrutar de unas mejores vistas del entorno y, otros, nos decidimos por ir a conocer una de las mejores obras de arte que se esconden en uno de los muchos caminos que serpentean por la montaña, desconocida para la gran mayoría. Tuvimos el gran privilegio de conocer la majòrica más bonita, la más preciosa de todas las que descansan allí, la de los romeros de Pineda de Mar.

 

Alrededor de las dos la gente fue llegando al restaurante de sus paseadas y, con tiempo de charlar un rato, fuimos entrando y situándonos en el Salón de los Apóstoles, donde teníamos tres mesas reservadas. Acabamos siendo una buena pandilla para comer, treinta seis personas y, aunque no tuvimos mucha suerte con el arroz de montaña que nos habían preparado, nos lo pasamos bastante bien y reímos mucho durante toda la comida. Para acabar, un traguito de Aromas de Montserrat y para casa. Lo recogimos todo, nos hicimos la foto de grupo con la montaña de fondo y empezamos a bajar. Teníamos un poco de prisa. Teníamos que ir a votar.

 

Crónica: Cristina Martínez.

Imágenes: Josep Esquivel y Cristina Martínez.

 

CENA DE NAVIDAD 11 DE DICIEMBRE

CENA DE NAVIDAD.

11 de Diciembre de 2010.

 

Opiniones habrán para todos los gustos. La nuestra, la de la junta es, simplemente, mejorable. Y no porque no fuera una buena cena, ésta fue buenísima, o por la compañía, que ésta sí que fue inmejorable o, por la fiesta, que ésta todavía estuvo mucho mejor: nos lo pasamos de coña! Pero, como ya he dicho al principio, se podría mejorar y, de hecho, esperamos poder hacerlo el próximo año.

 

Críticas aparte, par todos aquellos socios y amigos que no pudisteis venir y, por qué no, para todos aquellos seguidores, que alguno habrá, de las crónicas del Maresme Chapter, ahora os explicaré como fue realmente la cena.

 

En realidad, la cena empezó el sábado por la mañana en el concesionario, donde se reunieron los más diligentes miembros de la junta para clasificar y preparar los obsequios que se entregaron a los socios durante la cena: una fantástica bolsa y una camiseta con el logotipo del chapter en color naranja bien reluciente que, por cierto, quedaron bastante chulas (recordaos, las señoritas, que podéis cambiar vuestra camiseta por otra algo más femenina en el chapter). Los preparativos se alargaron toda la tarde, ya que tuvimos que “decorar” un poco el salón, que lo acabamos engalanando de banderas de Harley Davidson, del H.O.G, del CHAPTER y de las LADIES. Total, que a las siete de la tarde había un ambientillo motero en el NH Hotel Ciutat de Mataró... Entre los socios que iban tomando posiciones en sus respectivas habitaciones, los que montábamos el salón, Martí del concesionario descargando las dos Harleys que se exhibieron en la recepción del Hotel y los detalles que se entregaron a los socios por parte de la concesión: un maravilloso kit de limpieza para nuestras Harleys. Y hacia las ocho pasadas que ya empezaron a desfilar todos los asistentes a la cena, muy engalanados, charlando un rato y petando el cigarrito, en la recepción y en la calle, antes de entrar a cenar. Vaya, que les formamos un buen ajetreo!

 

Y, a las diez, ya estábamos dispuestos en la mesa los ochenta y siete comensales, los tres músicos incluidos que, antes de deleitarnos con una buena sesión de Rock & Roll, pudieron disfrutar de un buen festín. Suprema de dorada con setas y aceite de guindilla, de primero; entrecot de ternera con salsa de Oporto y foie, de segundo; crêpes de compota de manzana con frutos secos y caramelo, de postres; y turrones y barquillos, para acabar de llenar los estómagos de los más valientes. Todo ésto aliñado con una buena bodega de vinos y cava. Impresiona, eh? Pues, lo mejor, todavía está por venir.

 

Antes de pasar a los cafés y la copa, pudimos disfrutar del vídeo, gracias al esfuerzo de nuestro entrañable compañero Josep Esquivel, con el resumen de las fotos de todas las salidas oficiales que hemos hecho este año, que son unas cuántas, y que nos hizo pasar una buen rato y nos ayudó a digerir la cena. Y, ahora sí, música, baile y barra libre.

 

En este momento la cosa se empezó a desmadrar del todo, sólo hay que mirar algunas de las fotos. Qué escándalo! Jajajajaja. Y todavía nos falta el striptease con qué nuestra buena amiga Mati nos cautivó. Qué movimientos, qué formas, qué todo! Lo hizo tan bien, que incluso recibió un diploma de la mano del dire y, nosotros, la promesa de que algún día lo volverá a repetir. Y, seguidamente, los más valerosos empezaron con el country que, de la mano de nuestra valiosa y querida Lola (que también participó en el montaje del striptease), nos hicieron una demostración de los conocimientos adquiridos, a lo largo de este último año, las tardes de los sábado en el concesionario.

 

En algún momento de la noche, después del show y antes del country, cesó el Rock & Roll y, con éste, los ánimos de algunos de los asistentes que, tímidamente, se fueron despidiendo del resto para recogerse en sus habitaciones o conducir de camino a casa. Los más impetuosos, que fuimos unos cuántos, todavía nos animamos a continuar la fiesta en uno de los bares de los alrededores del hotel, alargándola hasta primera hora de la mañana. Esta ya no os la pueda explicar, pero os puedo asegurar que fue todo un espectáculo!

 

En definitiva, nos lo pasamos muy bien, pero tambien encontramos a faltar a mucha gente. Para todos vosotros. Feliz Navidad y Felices Fiestas.

 

 

P.D: Las palabras que mejor sintetizan, para algunos, “la Noche de Navidad del Chapter Maresme”, serían las que dijo un buen amigo, Javi Reina: Aigggg zi ez que no zé que me paxa eshta noshhhhe! Un beso a todos.

 

 

Crónica: Cristina Martínez.

Imágenes: Josep Esquivel y Cristina Martínez.

 

TOY RUN, LLAR STA. ROSALIA

19 DE DICIEMBRE DE 2010

TOY RUN.

19 de Diciembre de 2010.

 

Este día, el 19 de Diciembre de 2010, fue un día muy especial para el CHAPTER MARESME, ya que tuvo lugar el TOY RUN que, como cada año, sus socios vienen realizando. Pero esta vez con una particularidad. Los dos primeros años el Toy Run tuvo lugar en el Hospital Universitario Hermanos Trias y Pujol de Badalona, donde se llevaron los regalos recogidos para entregarlos a los niños que, en estas fechas tan señaladas, se encontraban allí ingresados. Pero este año pensamos que el Toy Run podría ser muy diferente.

 

Contactamos con los responsables del Hogar Infantil Santa Rosalía, un centro de menores que ocupa una antigua masía en el municipio de Teià y que hace pocos años se rehabilitó para construir este centro de acogida de menores huérfanos, pobres, abandonados o marginales de la mano de la Fundación Privada Providencia Agrícola San Isidre. Ellos estuvieron tan encantados por el ofrecimiento, como nosotros agradecidos de poder participar con ellos en este evento.

 

Desde mediados de Noviembre hasta el pasado sábado 18 de Diciembre, los socios y amigos del Maresme Chapter fuimos depositando en el concesionario los regalos que se llevarían al hogar y, poco a poco, se fue desbordando la caja que teníamos preparada (y eso que era bien grande), ya que la colaboración y la participación fue muy importante, me arriesgaría a decir, que incluso más que los últimos años. Imaginaos que un amigo de Fayón (provincia de Zaragoza), Franc Caballero, que conocemos a través del Facebook, quiso participar en esta iniciativa y vino con un buen cargamento. La cantidad de obsequios y regalos que se recogieron fue increíble; os estamos muy agradecidos a todos vosotros, no sólo a quienes participaron en el Toy Run, sino también a todos aquellos “anónimos” que no pudieron venir. Pero hacía falta organización, había niños con edades comprendidas entre los dos y los diecisiete años, así que había que acertar y hacerlo bien. Suerte de Alicia y Anna! Finalmente, se optó por hacer un “paquete” para cada uno de los niños con varios regalos, todos envueltos, en los cuales se tuvo en cuenta no sólo la edad, sino los gustos, las aficiones y las predilecciones de cada uno de ellos que, prèviamente, nos habían comentado sus monitores. El resto, un buen montón de regalos, se entregaron a los responsables del centro para que ellos decidieran su mejor adjudicación.

 

Después de toda la movida de recoger, organizar, elegir y envolver regalos en el último momento, llegó el domingo y, a pesar de que el tiempo no acompañó mucho, al menos a primera hora de la mañana, hubo quince valientes que acudieron en moto, pero todo el resto, hasta un total de unas treinta y cinco personas que participamos, lo tuvimos que hacer en coche, en especial aquellos que venían acompañados de sus hijos. Antes de las diez ya habíamos recogido todos los regalos en el concesionario y los habíamos cargado en la furgoneta de Sergio, uno de los Road Captain, así que sólo nos quedaba encaminarnos a nuestro destino, el Hogar Infantil Santa Rosalia en Teià.

 

Aunque la llegada no fue tan impresionante como esperábamos que fuera (hubiera sido mucho más espectacular llegar con un trineo tirado por unas cuantas Harleys y todos vestidos de Papa Noel), fue muy emocionante, tanto para los niños como para todos nosotros. Una vez hubimos aparcado las motos en el patio del hogar, nos pasaron un poco los nervios de la llegada y, enseguida, empezaron a bajar todos los niños a saludarnos, los cuales nos acogieron con un cálido recibimiento. No dio tiempo a charlar mucho, enseguida fuimos por trabajo: empezamos a descargar los regalos y, en este momento, fue cuando empezó la fiesta!

 

Nos recogimos todos en una de las salas de la masía, junto al patio, donde se haría la entrega de los regalos y dónde, no sólo quedaron sorprendidos los niños, sino también todos nosotros, ya que nos habían preparado un buen almuerzo: había comeida y bebida por todas partes; pica-pica, sandwiches y panettones! Pero rápidamente el festín pasó a un segundo plano. Fue increíble poder presenciar las caras, primero de sorpresa, y después de alegría y fascinación de todos los niños a medida que iban abriendo los regalos emocionados: libros, juguetes, camisetas, cómics, gorras, trenes, peluches, juegos, bolígrafos y lápices de colores, coches, motos, un avión teledirigido, puzzles, pelotas.. había de todo para todos! Y ésto no había hecho más que comenzar. Con el alboroto que traíamos, no sólo ellos, sino nosotros también, fuimos saliendo afuera al patio, donde ahora ya lucía un sol bien chulo, y allí empezaron a “hacer sonar” las motos. Los niños y los jóvenes más atrevidos, y alguno de los monitores, se subieron a las Harleys y empezaron a hacerse fotos y a dar golpes de gas, formando un buen escándalo hasta que, los asistentes a la capilla adyacente a la masía, nos llamaron la atención, y tuvimos que apagar los motores, al menos hasta que concluyó la oratoria y el cura nos vino a saludar montado en su motocicleta.

 

Con tanto movimiento, las motos no se podían quedar paradas así que, por turnos, empezaron a llevar los niños a dar una vuelta en moto y, no cualquier moto, en Harley! Eso sí que se les encantó! Y ellos, maravillados y fascinados, que las querían probar todas, sin dejarse ninguna. Y a dar vueltas, arriba y abajo, hasta que tuvimos que recoger, cerca de las doce, ya que ellos tenían que marcharse.

 

La acogida que tuvimos fue increíble, pero las sonrisas de cada uno de los niños y el buen rato que nos hicieron pasar todavía lo fue más y, a pesar de que nos embargó una gran angustia cuando nos despedimos y nos fuimos para casa, todos agradecimos el haber podido participar en esta experiencia donde disfrutamos grandes y pequeños y que, lo más seguro, volveremos a repetir.

 

Gracias a todos, Juan, Miquel, Àlex, José Luís, Daniel, Alberto, Adrián, Tomàs, Jordi Miguel, Isaac, Fernando, Marcos, Alex, Nicole, Daniel, Leire, Jonathan, Jana, Juan Carlos, Thalia, Abderramán, Aicha, José María, Sergi, Roberto Daniel y Lucas, por vuestras sonrisas

 

Crónica: Cristina Martínez.

Imágenes: Josep Esquivel y Cristina Martínez.

 

Maresme Chapter

Registro Núm. 7813

 

maresmehogchapter@gmail.com